viernes, 29 de julio de 2011

Espina Bífida. Causas. Síntomas.



Tres de cada mil personas nacen con espina bífida, es un defecto congénito que constituye un problema común en la medula espinal. Se sabe que la espina bífida afecta al sistema nervioso, pero no afecta la capacidad intelectual.

Literalmente espina bífida quiere decir columna hendida, es una malformación congénita del tubo neural, que se identifica, porque uno o varios arcos vertebrales posteriores, no se han unido adecuadamente en la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea.

Cuando una mujer gesta, el sistema nervioso se despliega una placa de células pequeñas a lo largo de la espalda del embrión, al inicio del proceso los bordes de esta placa empiezan a enroscarse y acercarse entre sí, creando el tubo neural bastante estrecho que, se cierra para formar el cerebro y la médula espinal del embrión.

Conforme transcurre este desarrollo, la parte superior del tubo se convierte en el cerebro y el resto en la médula espinal.

Todo el proceso culmina el día 28 del embarazo, si surge inconveniente se genera trastornos cerebrales, como: hidrocefalia, y la espina bífida.


Causas espina bífida

Las causas de este trastorno no están definidas, se cree que:

1.- Siendo un problema genético. Las mujeres que tienen espina bífida, o han tenido un embarazo con espina bífida, o con cualquier otro trastorno del tubo neural tienen más probabilidades de procrear un hijo con espina bífida.

2.- El nacimiento de un bebé con espina bífida se debe especialmente a la carencia del ácido fólico en la mujer que va a gestar y en los tres mes posteriores a la
etapa de la concepción

3.- La deficiencia del folato es un factor que contribuye a esta deformación. Asegurar la ingesta adecuada del folato ayudará prevenir esta discapacidad.

4.- La futura madre debe estar bien nutrida, la dieta de la madre es importante para originar la espina bífida y otras malformaciones del tubo neural.

Tipos de espina bífida

Existe cuatro tipos de espina bífida: oculta, defectos del tubo neural cerrado, meningocele y miel meningocele.

A.- Espina bífida oculta es la más frecuente y leve en esta etapa una o más vertebras están malformadas. La malformación o apertura de la columna está cubierta por una capa de piel, esta forma de columna bífida no causa incapacidad.

B.- El segundo tipo de espina bífida está compuesto por Los defectos del tubo neural cerrado Esta etapa se distingue porque un grupo diverso de defectos espinales en la la columna vertebral está marcada por una malformación de grasas, huesos o membranas. Los pacientes pueden tener poco o ningún síntoma en otros la malformación origina parálisis incompleta con disfunción urinaria e intestinal.

C.-En este tercer tipo de columna bífida el meningocele y las meninges sobresalen de la apertura espinal y la malformación puede o no estar cubierta por una capa de piel.

D.- El miel meningocele. Es la más severa o grave, se origina cuando la médula espinal está expuesta a través de la apertura en la columna, ocasionando una parálisis, parcial o completa de las partes del cuerpo por debajo de la apertura espinal. El afectado camina y tiene disfunción urinaria e intestinal.


Síntomas espina bífida

Si se tendrá o no espina bífida, es difícil determinarlo, solo considera las causas y síntomas como:

- La espina bífida oculta no presentan signos externos del trastorno. Los defectos del tubo neural cerrado se reconocen al inicio de la vida debido al mechón de pelo anormal o un hoyuelo pequeño o marca de nacimiento sobre la piel en el sitio de la malformación espinal.


- El meningocele y miel meningocele habitualmente comprende tres formas.

A.- Un bolsón lleno de líquido, visible en la espalda, que sobresale de la columna vertebral.

B.- En el meningocele, el bolsón logra estar cubierto de una capa fina de piel.

C.- En esta tercera forma de miel meningocele, no hay una capa de piel cubriendo el bolsón y habitualmente está expuesta una sección del tejido de la médula espinal.

Tratamiento espina bífida

La espina bífida no tiene cura, los tejidos dañados no se reparan. El tratamiento depende del tipo y la gravedad del trastorno. Los niños con la forma leve no necesitan tratamiento, tal vez algunos necesiten cirugía al crecer.

La clave para tratar la miel meningocele es prevenir que se contraiga una infección en los nervios y tejido expuestos del defecto en la columna, y proteger los nervios expuestos y las estructuras de un trauma adicional.

Los médicos han comenzado a realizar cirugía fetal para el tratamiento de miel meningocele. Esta se realiza en el útero, involucra una apertura del abdomen y el útero maternos y el cierre de la apertura en la médula espinal del bebé en desarrollo.

Esta intervención temprana de la medulas espinal hará posible que el niño recupere su funcionabilidad y evita más deterioro neurológico.

Algunos niños necesitarán cirugías subsiguientes para manejar los problemas con los pies, las caderas o la columna. o tal vez requieran dispositivos de ayuda como: muletas o sillas de ruedas y andadores.

Este tratamiento y los problemas vesicales e intestinales típicamente comienzan poco después del nacimiento, e incluye ejercicios especiales para las piernas y pies que ayudan al niño a prepararse para caminar con aparatos o muletas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada