Dicloroacetato. Importancia.






Es un fármaco que según estudios preliminares curaría el cáncer, pero al igual que muchos otros productos, se dice que a las grandes transnacionales farmacéuticas, no les interesa su difusión, ni menos, hacerla producir a gran escala, ya que el dicloroacetato no necesita patente (permiso para fabricar y comercializar).

Realmente en el cerebro humano de los grandes líderes del mundo, debe haber un intríngulis terrible, deben escoger ir en contra de los grandes intereses económicos de unos pocos o las grandes necesidades de vida de muchos.

Todos queremos vivir con buena calidad de vida (sin enfermedades ni dolencias que nos incomoden o nos pongan al borde de la histeria). El saber que se tiene cáncer y que la muerte es eminente en un corto tiempo, hace que los seres humanos nos aferremos a los milagros y a los efectos placebos de algunos, dizque medicamentos para superar esta enfermedad.

Por otro lado se tiene la esperanza de que en un día no muy lejano la ciencia y la medicina alternativa curarán este terrible flagelo.

El cáncer enfermedad que mata a cientos de personas ante la pasividad de los grandes consorcios internacionales farmacéuticos, tiene probabilidades de ser sanado según estudios científicos por el dicloroacetato.

Actualmente es un gran negocio la venta de los medicamentos paliativos, mucho más que los curativos y es una de las razones de prestarles mayor atención comercial, más que a los medicamentos o procesos que realmente sanen. Los paliativos no curan, pero se transforman en dependencia, lo que atenta en contra del principio básico de los medicamentos: sanar.


Importancia del dicloroacetato

El ácido dicloro acético, un compuesto químico de fórmula CHCl2COOH. Las sales y ésteres del ácido dicloro acético se llaman dicloro acetatos. Algunas sales de DCA se usan como medicamentos pues inhiben la actividad de la enzimas piruvato deshidrogenasa y quinasa.

En los laboratorios de la prestigiosa Universidad Alberta de Canadá, se han realizado ensayos en ratas con severos tumores, a quienes se les suministro agua con dicloroacetato, después de una semanas las células de sus tumores se encogieron, con esto se demostró que el DCA, induce apoptosis, disminuye la proliferación e impide el crecimiento de los tumores, sin toxicidad.




Algunos detractores manifiestan que siendo el DCA, un compuesto químico que no se produce de forma natural. Pude ser un elemento potencialmente peligroso, probablemente carcinógeno.

Actualmente estudios muy serios en algunos laboratorios de prestigio se han probado que el DCA es realmente útil para combatir el tratamiento del cáncer.

Las pruebas realizadas muestran que el DCA, funciona como tratamiento del glioblastoma multiforme, un tipo de cáncer cerebral.

Un estudio reciente ha señalado que el DCA puede ocasionar la muerte de las células del glioblastoma multiforme. La dosis suministrada a los pacientes con glioblastoma hasta ahora ha demostrado no ser tóxica para los sistemas: renal cardíaco, hepático y hematológico. Sin embargo, como en este experimento se incluyó sólo a cinco pacientes, no permite llegar a conclusiones definitivas.


Dicloroacetato cáncer

Una universidad de Canadá está realizando ensayos clínicos para continuar la investigación sobre el efecto del DCA.

No hay limitaciones en cuanto al número de recurrencias ni tipos de tratamientos anteriores. Los responsables de este ensayo son el Dr. Erín Dunbar y el Dr. Peter Stacpoole. Si te animas allí hay una puerta abierta, nada se pierde con intentar.

Por otro lado una Universidad de Canadá, está realizando ensayos clínicos para continuar la investigación sobre el efecto del DCA.

El Dr. Michel akis de la Universidad Canadiense, ha mostrado su preocupación debido a que no encuentran financiamiento, para realizar pruebas clínicas con dicloroacetato pues estas no representaban ganancias para inversionistas privados al no estar patentado.

El Premio Nobel de Medicina Richard. Roberts en una entrevista sobre el tema de aquellos fármacos que curan y no son rentables dijo que las farmacéuticas no lo hacen pues sólo desarrollan medicamentos codificadores consumidos masivamente.

Está demostrado que el dicloacetato, cura el cáncer y al no requerir patente es barata comparada con otros medicamentos usados para tal fin. Las grandes industrias farmacéuticas, no apoyan esta iniciativa y por el contrario intentan bloquear su producción y venta masiva.



Científicos canadienses probaron el dicloroacetato en células humanas notando que, mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho, dejando solamente las células sanas. El dicloroacetato detona una acción en la mitocondria para que esta acabe de forma natural con el cáncer en las células (tradicionalmente se enfoca en la glucólisis para combatirlo).

Además el Dicloroacetato restablece el normal funcionamiento mitocondrial catalizando la apoptosis, generalmente inhibida pero todavía funcional, en algunos tipos de células cancerosas. Los cambios clínicos tardan 2-3 semanas en notarse.

Una clínica Canadiense que lleva a cabo tratamientos experimentales con 118 pacientes afectados por diversos tipos de cánceres terminales y metastásicos, sigue un régimen mensual de 3 semanas de administración diaria y 1 de descanso para minimizar los efectos adversos, con una dosis promedio de 15mg/kg por día.

The DCASite.com.- Es una comunidad de personas afectadas por cáncer que siguen y registran, de forma independiente, tratamientos con variadas formas de administración.

Merece especial atención la remisión completa registrada en dos personas que siguieron un tratamiento de DCA-Na, té (verde o negro), y vitamina B1. Al menos una de estas personas siguió un régimen semanal de 5 días de administración y 2 de descanso.

Se administra disolviendo en agua o jugo. El té se puede preparar utilizando 2 bolsitas por taza.

No hay reportes sobre efectos negativos a largo plazo, tampoco estudios formales realizados al respecto. Hay síntomas referidos a un funcionamiento anormal de los nervios periféricos como alteraciones en la forma de caminar, cosquilleo, etc. y que desaparecen, al suspender temporalmente la ingesta del DCA.

Es recomendable, suspender temporalmente y esperar su desaparición antes de reiniciar el tratamiento: Recuerda el organismo requiere 24 horas para eliminar el DCA y los adultos mayores no metabolizan tan rápido como los jóvenes.

A la fecha no hay reportes con resultados inválidos. Se recomienda minimizar la ingesta de antioxidantes para crear un ambiente propicio. Durante y después del tratamiento se debe realizar un seguimiento del paciente, registrando todos los cambios físicos y clínicos para ajustar apropiadamente el dosaje.

5 comentarios:

José Francisco dijo... [Responder]

me parece fantástico, curioso y sobre todo muy real. ¿ porqué no se ha expandido más la noticia..? me imagino que choca con los intereses de las grandes multinacionales farmacécuticas, si nó no lo entiendo.
yo lo he probado y funciona de maravilla, es dificil poder encontrar el apoyo COMPLETO que me facilitaron en www.dicloroacetato.es . Nada más, enhorabuena por este blog. Gracias

Anónimo dijo... [Responder]

yo lo compre por jfa@acoescan.org y estoy esperando que me llegue por correo por que viene de españa es para mi hija que esta operada de un meduloblastoma y esta con radio y quimio dios quiera que me llegue rapido

Eloy dijo... [Responder]

Los mismos autores del estudio están preocupados por la automedicación del DCA; no sólo por la salud del paciente, sino porque puede invalidar o al menos dificultar estudios en humanos.

Si les parece una droga prometedora, no sean irresponsables: por ejemplo, se puede colaborar asistiendo financieramente una investigación seria, o como sujeto.

Hay diversas ONGs que con la suma de muchas pequeñas colabraciones pueden financiar estudios; un caso es la RCT: http://www.reliablecancertherapies.com/es

Anónimo dijo... [Responder]

me gustaria saber si alguien lo uso, como le fue con el tratamiento.
muchas gracias

Marcos Baez dijo... [Responder]

Hola, lograstes usar el producto? Espero haya ido bien.

Publicar un comentario