jueves, 22 de septiembre de 2011

El hinojo. Bueno para muchas cosas. Usos.



El hinojo es otra planta conocida y que goza de gran demanda en todo el mundo, debido a su penetrante olor, y a sus aplicaciones en las medicinas naturistas. Es una hierba perenne y sumamente aromática, cultivada para su empleo en la gastronomía.

El hinojo pertenece a la familia de las Umbelíferas, también denominadas Apiáceas. La familia abarca alrededor de 250 géneros y más de 2500 especies que se encuentra distribuida por las zonas templadas de todo el mundo.

Aunque radica en la zona meridional de Europa, en especial la costa del mar Mediterráneo donde crece en un estado silvestre.

El hinojo es conocido desde períodos antiguos ya que las crónicas indican que los romanos las consumían en forma de hortalizas, cuando se encontraban muy tiernas.

En la época medieval los médicos naturistas recomendaban su uso para mejorar la visión.

Es una planta aromática. De raíz leñosa y cuyo tallo puede alcanzar una altura de un metro y medio. Tiene hojas dividas y subdivididas en segmentos muy estrechos son de color muy intenso son largas y delgadas, y sus flores son amarillas, reunidas en terminales, aparecen en ramilletes de 20 a 50 florecillas.

Los tallos y las hojas picados se utilizan como hierbas aromáticas, las semillas como especial y el bulbo hortalizas. De las semillas se obtienen un aceite esencial, las semillas se usan secas y se combinan con una serie de platos como: tartas, panes, pasteles y los pescados (caballa, arenque y salmón).


Los bulbos se utilizan como ingredientes de numerosas recetas, haciendo los platos más fáciles de dirigir.

Sus frutos que producen son pequeñas cápsulas que contienen semillas ovales.
Su sabor es muy similar al anís y se le usa con relativa frecuencia en el arte culinario, sobre todo para aderezar los platos elaborados a base de pescados dándoles un aroma y sabor especial.

Beneficios del hinojo

Para ser utilizados con fines medicinales las ramas deben comprarse secas en tiendas específicas, mientras tanto las semillas pueden secarse en casa a bajas temperaturas, pero sus ramas deben comprarse ya secas en locales especializados.

El hinojo actúa con eficacia en las afecciones oculares, así como calmante en los dolores de oído, dientes, en la tos y el asma.

Sus semillas son asimismo de gran utilidad, ya que estimulan y activan la producción de leche durante la etapa de lactancia.

Las semillas del hinojo conocido como anís dulce son aperitivas, carminativas, estomacales. Igualmente son utilizadas para los cólicos y los vómitos, diarreas y otras enfermedades.


Sus raíces son diuréticas. Sus frutos actúan eficazmente en el tratamiento de las inflamaciones a los bronquios y pulmones, aunque también se consiguen buenos resultados contra el asma y la tos.


Tiene dos principales acciones:

A nivel intestinal: Es antiespasmódico: es decir, ayuda en los dolores de tipos cólicos del intestino y del estómago.

También ayuda al control de la aerofagia y estimula la digestión.

A nivel de las vías respiratorias: es expectorante, es decir que ayuda a evacuar las mucosidades de los bronquios gracias a su acción contra la inflamación.

Ayuda a la producción de leche en las mujeres  que tienen problemas de dar seno a sus hijos.

Usos del hinojo

El hinojo se ha empleado en la cocina durante más 2000 años, con suculento tallos y sus deliciosas semillas y hojas.

El hinojo  habitualmente acompaña al pescado. Es la mejor hierba que existe para el pescado, con un sabor anisado único, y se usa con gran frecuencia en la cocina mediterránea.

Los tallos de hinojo se pueden hervir y comer igual que los espárragos, y tantos los tallos pelados y crudos como las hojas son deliciosas  en ensaladas o finalmente troceados y esparcidos sobre huevos escalfados.

El vinagre de hinojo da también una sabrosa vinagreta, añade hinojo a un pastel de manzana: constituye una variación tan original como apetitosa.

Las semillas de hinojo se añaden también al curry, y aportan su sabor único a una diversidad particular de embutidos italianos.

Las semillas de hinojo son especialmente recomendadas para cocinar pescados.
Las semillas se mastican para refrescar el aliento.

Las hojas de hinojo se añaden al cerdo, ternera o pescados, en gourmets de pescados salsas y rellenos, y en la mayonesa para ensaladas.

Los tallos secos de hinojo se colocan debajo del pescado que se asa a la parrilla o en la barbacoa para darle sabor.

Las semillas de hinojo se emplean como especies, especialmente en el pan, tortas y galletas saladas. Las semillas de hinojo, que es lo que nos concierne en este caso, se utilizan secas y tienen un dulce sabor anís.

Gracias a su acción contra la inflamación, permite mejorar la conjuntivitis, el orzuelo e inflamaciones de los párpados. Para eso, se prepara en infusión y con un algodón se aplica sobre los ojos en compresas húmedas (una vez que el líquido este tibio.).

Infusión contra el asma.- Colocar en una taza hirviendo 10 gramos de fruto de hinojo y dejarlo reposar durante cinco minutos. Filtrar el líquido, dulcificarlo con miel y beberlo enseguida. Este remedio natural es bueno para controlar los ataques del asma bronquial.

Infusión para menstruaciones.- Colocar en una taza hirviendo 30 gramos de semillas de hinojo. Filtrar el líquido, dulcificarlo con miel y beberlo enseguida, en caso que sea necesario repita la dosis.

Esta infusión es indicada para el tratamiento de menstruaciones difíciles.

Decocción.- Hervir en un litro de agua durante 20 minutos, 25 gramos de raíz seca de hinojo, filtrar y beber en tres tandas durante el día. Esta decocción es indicada para aquellas personas que sufren de diarrea.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada