viernes, 11 de noviembre de 2011

La silla. Historia de la silla.



Hay una variedad de sillas en el mercado: sillas de comedor, sillas de cocina, de oficina, de salón, etc. Las sillas son los muebles más queridos aparte de la cama, deben ser seguras con asientos blandos.

El respaldo de la silla debe hacer posible que la espalda esté correctamente apoyada. Además debe posibilitar que tengamos una postura erguida y en particular, es especialmente fundamental el apoyo del área lumbar.

Muchos problemas de salud, y no solo de la espalda, provienen porque la silla no tiene apoyo lumbar, principalmente los asientos de los automóviles y las sillas o sillones de las oficinas en las cuales se permanece muchas horas.

Adicionalmente, es conveniente que la silla de oficina tenga brazos, para distribuir la tensión muscular mucho mejor. Por supuesto, debes sentarte apoyado en el respaldar y nnunca al filo de la silla.

Si tu sillón de la oficina tiene el respaldo más alto que tu cabeza, te dará mejor protección no sólo contra el frío del aire acondicionado, sino energéticamente te proporciona respaldo de las personas de mayor jerarquía en las empresas.

El término con que se la designa proviene del latín 'sella', que deriva del verbo sedere: sentarse. La silla es un mueble cuyo único objetivo es servir de asiento y dar comodidad a una persona. Todas las sillas cualquiera sea el modelo que escojas debe constar de lo siguiente:

1.- Una plataforma sostenida por cuatro patas.
2.- Un respaldo, para comodidad de la espalda.

Historia de la silla

Las sillas como todas las cosas que usamos tienen historia inicialmente una silla en una vivienda no solo era un objeto en el cual uno se sentaba, sino que era un elemento de elegancia, dignidad y solvente economía.

Este mueble era utilizado especialmente por la realeza o la gente con poder económico, por esa razón muchos de los nombres de los diferentes modelos actuales datan de siglos pasados, ya que los diseñadores de éstas, mostraban respeto a los reyes colocándole el nombre a las sillas como el caso de la silla victoriana o silla reina.


En la Dinastía IV de Egipto, c. 2600a.C. Las sillas eran confeccionadas de ébano y marfil o madera dorada, cubierta de materiales costosos como gemas, diamantes etc. La silla era un mueble solo para la nobleza, similar costumbre observaban los asirios y todo el oriente, las representaciones que se vislumbran son todas en alto relieve y con modelos de tronos, como la silla o trono de Asurnasirpal (Sardanápalo III, siglo IX) reconstruido por comparación y actualmente exhibido en el Museo Británico.

En relación a las sillas griegas y romanas, la más antigua data de 600 años antes de Cristo y tenía respaldo. Por lo general eran fabricadas en mármol y adornadas con esfinges. En la Basílica de San Pedro en Roma se encuentra una, aunque no en buen estado. Las sillas romanas imitaban a las griegas, cuando tenían respaldo se llamaban cátedras. A veces les incrustaban plata y piedras semi preciosas eran muy suntuosas, eran el solio o trono de los monarcas o jefes.



En esta época habían sillas de honor como:

1.- Biselium, es una silla muy alta, recta y con capacidad para dos personas. Fue la silla de los procónsules.
2.- Silla curulis silla curul, tenía los pies encorvados y era plegable usada por los cónsules y ediles.

De la Edad Media, se conservan algunas cátedras y contadísimas sillas regias o tronos especialmente, de la época románica abundan figuras de grifos o dragones formando los pies o los brazos y es frecuente la forma de silla curul o de tijera. Como el trono de Dagoberto y la silla de San Ramón de finales del siglo XI.

En la edad moderna, a inicios de siglo XVI aparecen la silla y el sillón clásicos españoles rectangulares, sobrios, con telas bordadas, terciopelos o guadamecíes sujetos con clavos de adorno en el asiento y respaldo.

Las sillas de paja o anea en el asiento se utilizan desde el siglo XVI y las de rejilla desde el XVII. En este siglo y el siguiente su uso se puso de moda para reyes y nobles la silla portátil o de manos a modo de coche.

Tipos de silla

En la actualidad podemos vislumbrar los siguientes tipos de sillas como:

Silla de niño.- Con ruedas usado para transportar niños, son individuales, aunque existen modelos para dos y tres niños/as sus características son: toda o partes de la silla son plegables, algunos modelos tienen freno.

Silla de coche.- Usada para transportar niños dentro de los coches. Tienen que estar normalizadas según la legislación de cada país.

Silla plegable.- Silla de madera que se pliega ocupando muy poco espacio. Se utiliza para ocasiones especiales como celebraciones, ferias, eventos deportivos, desfiles, etc.

Silla de tijera.- Silla plegable con asiento y respaldo de tela y patas en aspa.

Silla de oficina. Tiene asiento regulable en altura y respaldo reclinable para adaptarla a las características de cada persona.

Trona.- Silla con repisa frontal que utilizan niños o niñas para comer.

Sillón mecedora.- Silla típica de madera, con un borde curvado en la parte inferior que hace que se balancee adelante y atrás.

Los muebles u objetos para mantenerse en reposo o sentado, han variado de acuerdo a los países, las culturas, los estilos y las modas.

En ciertas culturas es común sentarse en el suelo o con numerosos cojines; mientras que en otros se utilizan una variedad de asientos, como sillas, sillones, sofás, divanes, butacas, escaños, taburetes, bancos, hamaca, plegadizas, apilables, de ruedas para discapacitados.

En los años 30 del siglo pasado se amplió la gama de productos con los muebles de tubo de acero diseñados por Mart Stam, Marcel Breuer y Mies van der Rohe, los tres relacionados estrechamente con la Bauhaus. Hoy en día fabricamos los clásicos en madera curvada y tubo de acero, así como numerosos productos nuevos de prestigiosos arquitectos y diseñadores.

Los materiales que se pueden emplear son de: madera, hierro, forja, plástico o una combinación de varios.

Según su diseño puede ser clásica, rústica, moderna, de oficina, etc. Las que son anchas, con respaldo algo alto y con brazos se denominan sillones. Las que también cuentan con brazos pero son estrechas se denomina butacas como las de comedor o de teatro. Las que son cómodas con brazos y respaldo bajo, se denominan poltronas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada