La servilleta. Pieza infaltable en tu mesa.






Una mesa sin servilleta está incompleta, efectivamente sino pones servilleta a tus comensales corres el riesgo de que, te manchen el mantel como era usual en épocas muy antiguas en donde la costumbre era limpiarse los dedos y la boca usando el borde del mantel.

Imagínate tu mantel finísimo manchado con comida, marcado de dedos o labios, ni hablar mejor usa servilletas.

Servilleta viene del francés serviette, es una pieza rectangular o cuadrada de aproximadamente de 20x20, elaborada de tela o papel empleada en las mesas para limpiar manos y labios mientras se come. Ponerla en la mesa es indispensable, elegante y de muy buen gusto.

El objetivo de la servilleta es retirar las partículas de alimento que a veces queden adheridas a los labios en el trascurso de la comida. Debes hacer ese movimiento delicada y naturalmente, que no parezca que estas limpiando los cristales de la ventana.

Convencionalmente la servilleta usualmente de tela y eventualmente de papel se dobla y se coloca a la izquierda del plato, en la parte del tenedor. En los restaurantes de alta cocina es costumbre ponerlas con presentaciones decorativas doblándolas de múltiples formas. También es habitual usarlas colocándolas en servilleteros esto tanto en restaurantes o a nivel familiar.

Etiqueta con la servilleta

La servilleta es esencial en la cultura occidental por diversas consideraciones de etiqueta, como es el caso:



  • Cuando el anfitrión, ya ubicado y sentado en el lugar que le corresponde en la mesa, toma la servilleta en ese momento se entiende que la comida se da dado oficialmente por iniciada. En ese momento los invitados extienden la suya.
  • La servilleta se pone en el transcurso de la comida sobre las rodillas y nunca se deja a la vista de los comensales, salvo que se tenga que ausentar eventualmente. No es apropiado y se considera de mal gusto colgar la servilleta en la camisa, ni anudarla al cuello, o tapando la corbata, etc.
  • La servilleta sólo debe aparecer cuando cumple su función no es correcto exhibirla.
  • Se puede emplear la servilleta tantas veces como se necesite, o se crea oportuno, sólo se debe limpiar la comisura de los labios antes de ingerir líquidos. De esta forma no se dejan marcas grasientas en los vasos. Dado que el uso del pañuelo es inadecuado, la servilleta cumplirá su función, eso sí teniendo en cuenta que se puede usar en caso de tos o estornudo súbito, de ninguna manera para usarlo en la nariz.
  • La comida queda concluida formalmente cuando el anfitrión pone su servilleta a la derecha del plato, instante en el que se le da paso al café. Es posible dejar la servilleta a la derecha sutilmente doblada, pero nunca igual a como estaba al comienzo de la cena, almuerzo o desayuno.
  • Las pequeñas servilletas de desayuno o merienda, por el contrario, no se ponen sobre el regazo por el contrario se dejan a la izquierda del plato después de cada uso.
Colocar la servilleta

Forma correcta de colocar y colocarse la servilleta a la hora de estar sentado en la mesa:

1.- En el centro del servicio de mesa (dentro del plato).

2.- En el lado Izquierdo del servicio de Mesa (al lado del tenedor).

3.- Dentro de la copa o vaso.

En el primer y segundo caso el comensal coge la servilleta de encima de la mesa, y con las dos manos la despliega con una imperceptible sacudida, dejándola extendida por la mitad encima de la rodilla. Ha de seguir medio doblada cuando se use. Nunca te atrevas a ondearla delante de los otros comensales, es impropio y nada elegante.




En el tercer caso, usualmente la servilleta se presenta doblada en pliegues estilo acordeón y metida dentro de la copa. En tal caso, es el camarero o la persona que sirve la mesa, el que por obligación saca la servilleta de la copa y la pone sobre la rodilla del comensal.

Las servilletas pequeñas usadas para desayuno y merienda, no se colocan en el regazo, se dejan junto al plato a la izquierda. Si tienes que salir de la mesa en el transcurso de la comida, deja la servilleta en el lado izquierdo de tu plato, levemente doblada. No es correcto que te la lleves si vas al lavabo o al contestar una llamada telefónica.

Se considera de mala educación humedecer la servilleta en el vaso de agua y limpiarse con ella los dedos o alguna pieza de la vajilla, sólo hay excusa cuando es la madre quien la usa en beneficio del hijo.

Tampoco se utilizarán las servilletas para depositar objetos que no se puedan comer, tales como huesos de aceituna, de pollo, espinas, etc.

El tamaño normal de las servilletas es:

60 x 60 Cm: Son las servilletas realmente elegantes.
45 x 45 Cm: Son las que como mínimo se usan para una comida o cena.
34 x 34 Cm: Se usan para Buffet o Comidas ligeras.
22 x 22 Cm.: Son las servilletas de Merienda.
20 x 20 Cm.: Son las servilletas de aperitivo.

1 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

muy bueno

Publicar un comentario