Prótesis ortopédica. Historia. Dolencias.





Cuando alguien tiene un accidente y por desventura pierde un algún miembro ya sea superior o inferior, si nace un niño con algún problema congénito o falencia en alguno de sus miembros, inmediatamente se piensa en facilitarle una prótesis ortopédica.

En realidad es una bendición para la autoestima de la persona, la existencia de estos apéndices ortopédicos, que simulan una pierna, un brazo o una mano, etc.

Aquellos que tienen todos sus miembros o partes del cuerpo completos no tienen idea de cuanto ayudan las prótesis, desde un simple diente, hasta un dedo del pie, son necesarios para la calidad de vida óptima, cuanto más si se trata de una pierna o un brazo.

Aún falta un trecho que avanzar y en esto la robótica vendrá a mejorar mucho más las necesidades que son tantas en el mundo, por lo que las horas buenas seguirán llegando, como el nombre de este blog.




Historia de la prótesis ortopédica 



En la antigüedad, definitivamente debido a que la medicina aún no se conocía las personas o guerreros, al quedar mutilados en su mayoría preferían sacrificar sus  vidas, pues para ellos y su familia era un oprobio vivir casi inutilizados.

Se sabe que en la edad media, en los campos de batalla los heridos eran tratados con vendajes empapados con sangre de caballo (que al secarse se ponían tiesos situación muy antihigiénica).

Es en el año 1780 en que Jean- André Venel establece el primer instituto ortopédico, que viene a ser en realidad el primer hospital consagrado al tratamiento de las deformidades congénitas esqueléticas de los niños en especial. Por esta razón se le considera el padre de la ortopédica por el establecimiento de su hospital y sus tratados al respecto.

Es una realidad que en los campos de batalla con el transcurrir del tiempo se han ido  desarrollando todos los campos de la medicina específicamente, el de las especialidades relacionadas con la cirugía reconstructiva y la ortopédica.

La tracción y el entablillamiento fueron desarrollados en la Primera Guerra Mundial. El uso de clavos endomedulares para tratar las fracturas del fémur y de la tibia fueron iniciados por el Dr. Kirchner de Alemania. Esto hizo que en la Segunda Guerra Mundial, los soldados alemanes heridos se recuperaran rápidamente, en relación con los soldados de la OTAN. Esto condujo definitivamente a una aceptación y uso más extenso en la fijación intramedular de fracturas en el resto del mundo.




Fue en los años 70 en que el grupo norteamericano Seattle Harborview generalizó la fijación endomedular sin abrir la fractura. Este éxito norteamericano se refinó en la guerra de Vietnam. Sin embargo la contribución más importante la hizo Gavril Ilizarov en la URSS.

Este científico ruso con la ayuda de la bicicleta, ideó fijadores externos con agujas tensadas como los rayos de una bicicleta. Con este equipo, alcanzó la curación, la realineación y alargamiento de un gran número de fracturas.

Durante el decenio de 1950 a 1960,Toronto-Canadá, se convirtió en el centro de la cirugía ortopédica ya que, liderado por el eminente cirujano Roberto L. Harris.

Fue en los años 70 que, Macintosh, inicio el reemplazo de la rodilla usando tecnología similar, a la de los paciente con artritis reumatoide.  Los reemplazos comunes están ahora disponibles para muchas otras articulaciones realizadas en hombro, codo, muñeca, dedos y tobillo.

Las prótesis ortopédicas, en suma son aparatos que apoyados por alineaciones estáticas y dinámicas, son diseñadas para funcionar con la calidad y comodidad de un miembro natural y normal. Esta solución alternativa a los problemas busca a ayudar a las personas niños y adultos.

En la época de la primera guerra mundial estas prótesis, eran confeccionadas con materiales bastante rígidos, como madera.

En la actualidad existe prótesis con materiales maleables, como el acrílico y el nylon, su textura no se diferencia mucho de los miembros y partes naturales del cuerpo humano, incluso son adicionados al cuerpo humano con aditamentos que los hacen móviles haciendo que estos funciones como si fueran reales, como es el caso de las piernas y brazos.

Dolencias

Dentro de la gama de dolencias y males a ser tratados para adicionar las prótesis ortopédicas se encuentran:
  • Accidentes (perdida de miembros, brazos, piernas,manos, pies, dedos).
  • Quemaduras.
  • Niños con problemas congénitos de: escoliosis, pié o chapín, displasia o luxación del desarrollo de la cadera, así como infecciones en huesos y articulaciones en niños de todas las edades. Los huesos fracturados son un problema especial en niños porque todavía están creciendo.

Así como las prótesis cada día se van perfeccionando con el apoyo de la tecnología, los médicos y técnicos ortopedistas, también van desarrollando sus conocimientos y se van especializando ya que supervisan, mantienen y reparan aparatos ortopédicos y prótesis mediante el uso de herramientas manuales. En suma es una carrera muy noble porque ayuda a la valorización de la persona como ser humano.

4 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

Muy util, soy estudiante de diseño industrial y estoy haciendo una investigación sobre prótesis. gracias por la importante información brindada.

Anónimo dijo... [Responder]

:)

nan dijo... [Responder]

Me parece lo maximo. Es un gran avanve para la ciencia. Sin duda, refuerza el autoestima de estas personas.

Anónimo dijo... [Responder]

Tipos de prótesis

Prótesis ocular doble o simple
Su nombre está dado por su espesor y su fabricación se realiza a partir de un iris pintado a mano. Se adaptan mayormente en los casos de enucleación y su espesor depende de la profundidad de la cavidad orbitaria (espacio dejado por la extracción del globo ocular.

Cascarillas cosméticas o conchas esclerales (Scleral shell)
Estas difieren de las anteriores en su espesor bien delgado y son pintadas sobre el mismo material. Se indican en casos de que el paciente tenga el ojo aunque retraído (phtishis bulbis) ó cuando una lente de contacto cosmético no tenga posibilidades de adaptación.

Conformadores
Son prótesis provisorias de color blanco o transparente, que como su nombre lo indica se utilizan para conformar la cavidad hasta que posteriormente se lo reemplaze por la pieza definitiva.

Publicar un comentario