miércoles, 3 de agosto de 2011

El Diezmo para que puedas progresar. Significado de diezmo.



El diezmo aunque no se crea, es parte de la prosperidad. Todo en la vida se ajusta a la ley de acción y reacción. Si tu das, recibirás.

Pero, tiene unas leyes que si sabes como aprovecharlas te favorecerá mucho más. Si tienes un vaso de agua y le das un poco a varias personas, en algún momento se acabará el agua.

Si tienes fuego, por ejemplo de una vela, podrás encender miles de velas más y la vela también se desgastará pero no en la misma proporción que en el ejemplo anterior del vaso de agua.

Es decir, tienes que saber dar. No arar en el desierto, si en tierra fértil. No dar el diezmo a sectas que se aprovechan de las buenas voluntades. No regalar un pescado, sino, enseñar a pescar. Enseñar a pescar es otro tipo de diezmo.

Existe una sabia frase que dice:  “Haz las cosas no para que te lo agradezcan, pero elije hacerlas para gente agradecida” Cipriano.

No des diezmo a personas desagradecidas, así como no debes darle perlas a los cerdos. Es bueno ser caritativo, pero no debes desperdiciar tu caridad.

Tampoco, estar pensando en que todo lo que des debe retornar en tu provecho, dalo sin ser una persona interesada, la ley de acción y reacción actuará en tu favor, pero si lo aplicas bien. Escoge a quien darlo.

Escoge una tierra fértil para plantar las semillas y luego sigue dando al regarlas, tarde o temprando verás los frutos o las flores. Si colocas las semillas en mala tierra, perderás las semillas y los frutos.

Si aplicas así el diezmo te retornará, sino, la ley de prosperidad no actuará y nadie se beneficiará.

El diezmo, no es necesarimente la décima parte de tus ingresos, sino que es un término que se utiliza para que inicies el ciclo de la prosperidad que se da en todo negocio o empresa y por supuesto en tu hogar.

En todo caso es una ofrenda que luego te retornará. Es un concepto que se debería aplicar con justicia al pago de los impuestos en los diferentes países, ya que los impuestos son para hacer obras para la población y todos debemos contribuir.

El concepto y significado de diezmo, está ligado a la religión o, a alguna cultura, según la biblia, el primer diezmo fue dado por el patriarca Abraham al sacerdote Melquisedec en agradecimiento, por los dones recibidos de parte de Dios, mucho antes que se instituyera el diezmo para los sacerdotes levitas.

Diezmo palabra proveniente del latín decimus, es un impuesto a la decima parte de todas las ganancias que se debían pagar a un rey, gobernante, o líder eclesiástico.

En la antigüedad los emperadores y gobernantes egipcios y griegos recaudaban del pueblo un impuesto, el mismo que consistía no solo en especies sino también en dinero.


Esta recaudación generó muchos levantamientos y protestas,  y en algunos lugares fue abolido y en otros permaneció hasta la actualidad.

El origen de este concepto, es aun mantenido por la gran mayoría de países del mundo que, cada año cobran un impuesto a los ciudadanos, ya sea por la tenencia de sus bienes o sobre las utilidades de sus ingresos laborales o comerciales.


Significado de diezmo

Antiguamente la tribu israelita de Leví, no tenía más posesiones y herencias que el 10% de lo que le rindiera y produjera los cultivos y ganados de otras tribus de Israel, lo que significaba que estas después de haber extraído los gastos vitales de alimentación, vestido y techo, sobre sus utilidades, tenían que dar el 10% para la tribu de los levitas ya que el trabajo de ellos consistía en administrar el tabernáculo de Dios Yavé.


Este diez por ciento dado por todas y cada una de las familias eran llevados al alfolí de eso se alimentarían los sacerdotes y sus familias. Este impuesto consistía en alimentos y animales. Alfolí era y es un silo o granero israelita cuyo fin era social y alimenticio.

Este precepto ha generado muchas discrepancias en el seno del cristianismo, debido a que algunos estaban de acuerdo y otros en desacuerdo, por ello en la actualidad la iglesia judía no diezma.

Dentro de las iglesias cristianas protestantes si hubo una aceptación trascendental ya que estás aceptaban la existencia de leyes universales.

Diezmo Biblia

Los pentecostales y evangélicos, exponen el uso que le dan a los diezmos que recaudan, lo hacen tal como lo dispuso el Antiguo Testamento mandato que se encuentra en el Levítico 27:30, números 18:26, en los que se indica que no es obligación sino que los cristianos en forma voluntaria deben apartar una parte de sus ingresos con la finalidad de dar soporte a la iglesia.

En Malaquías 3:10 se especifica y explica porque se usa el diezmo y además también se indica que Dios promete una bendición especial para quien lo haga ya que él tiene conocimiento que este impuesto es para mantener a la gente que trabaja.

Con el transcurrir del tiempo, esta disposición se ha ido tergiversando y algunos líderes y dirigentes religiosos, han malversado y deshonrado dichas ofrendas y se han enriquecido aprovechándose de la ignorancia del pueblo.

Se han adueñado de estos ingresos, ya que algunos fieles contribuyentes dan en dinero el diezmo correspondiente, por esta razón muchos han renegado de esta contribución, la misma que por su condición de voluntario, solo tiene conexión con Dios.

Deuteronomio 8:11-17, dice “Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, no vaya a suceder que comas sacies y edifiques hermosa casa en la que moras, ve que tus vacas y ovejas, se aumenten, tu plata y oro se multipliquen, tu corazón se enorgullezca, envanezca y te olvides de Jehová tu Dios, diciendo mi cerebro y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza".

Los creyentes en Dios aceptan que sólo son administradores o gerentes de los bienes de Dios y que por lo tanto es justo que este reclame una parte de esos bienes para él, esta parte se traduce en el diezmo de las posesiones terrenales.

Una décima parte de todo lo que por obra y gracia de Dios obtiene el hombre, ya que Dios no necesita nada él es dueño de todo y lo comparte con el hombre. Razón por lo que el diezmo sirve para el sustento de los que se dedican  a trabajar para él.

Además esta recaudación impide que invada al hombre la codicia y la avaricia con secuelas trágicas. La dación de la décima parte de las utilidades de las ganancias hace que siempre se mantenga la estimación y el agradecimiento hacia él.

Tal vea no puedas dar el 10% de tus ingresos, pero siempre debes dar, de miles de formas. Verás que te retorna, pero tampoco pienses en ese retorno, vendrá por si solo y lo más probable, multiplicado, ya que muchos no dan y eso te favorecerá.

3 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

genial lo info

irma acosta dijo... [Responder]

impresionante!!!

Anónimo dijo... [Responder]

Dios nunca se queda con nada el tarde o temprano resuelve tu situacion en mi testimonio Dios hizo un milagro en mi vida economica ahora soy feliz porque asi como di el me respondio luego y sigo dando para la obra de Dios Dios bendiga al dador alegre!!

Publicar un comentario en la entrada