La berenjena. Propiedades. Cocinar la berenjena.






Parecida a un palta pero de color morado oscuro, es un fruto exquisito cuando ya está preparado (Solanum melongena); su nombre científico se cultiva anualmente y pertenece a la familia de las solanáceas.

Su nombre se debe al vocablo persa badinyan, que luego pasó al árabe con una ligera variación, bandingana y de ahí al castellano.

Se sabe que su cultivo data del 2000 a.C. existen documentos escritos donde definen que, es originaria del sudeste asiático. Llevada por comerciantes árabes al norte de África y más tarde, en la Edad Media, entró a Europa a través de los españoles, desde donde se extendió a los países cálidos del Mundo.

El nombre de Solanum melongena se lo debe a un científico de nacionalidad sueca. Los mayores productores mundiales de berenjena son China, India, Japón y en diversos países del Mediterráneo como España, Italia y Grecia.


Su tallo es erguido, velludo y ramificado, espinoso con una altura que varía entre los 3 y los 6 metros. Por su fragilidad se parten constantemente si no está en tutorado, cuando  está cargado de frutos.




Sus hojas son enteras, grandes por el envés cubierto de una vellosidad grisácea; las nervaduras de las hojas tienen pequeñas espinas. Las flores son grandes y de color violeta de 5 cm de ancho en promedio, tienen forma de estrella.

Es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz, resiste bien las temperaturas elevadas siempre que haya una humedad idónea es muy sensible al frío. La semilla para la siembra se extrae de los frutos maduros.

El ciclo vital de la planta de la berenjena suele durar de nueve a diez meses; desde que se planta hasta que se inicia la recolección suele transcurrir 100 a 125 días, según variedades y época del cultivo. Los pueblos de habla inglesa la conocen como "planta de los huevos" (eggplant) por la forma de sus primeras variedades.

El fruto, comestible, es una baya de 5 hasta 30 cm de longitud de forma esférica, oblonga o alargada, su piel es lisa brillante y de colores diversos de acuerdo a la variedad, morados, negro, blanco, verde.

Su pulpa es consistente, de textura esponjosa, de color blanco, tiene cierto sabor amargo, presenta pequeñas semillas de color amarillo. Se encuentra todo el año al ser cultivado en época de bajas temperatura en invernadero.

En la piel del fruto se han identificado antocianinas (flavonoides), pigmentos que le confieren el color morado. Cuando se parte una berenjena por la mitad tiende a oxidarse inmediatamente cambiando con el aire tornándose morena.




La berenjena tiene un valor energético y nutritivo pequeño en comparación con otras frutas, verduras y hortalizas.

Sus vitaminas son escasas, hidrocarburos, proteínas y minerales, siendo su componente mayor el agua, en un 92% de su composición. El mineral más abundante es el potasio y en pequeñas cantidades fósforo, calcio, magnesio y hierro. Tiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y folatos.

Las berenjenas contienen unas sustancias como las aminas (serotonina y tiramina) que a  personas sensibles les puede provocar reacciones alérgicas y dolores de cabeza. Es de medio contenido fibroso pero repartido más en piel y semillas. Su contenido calórico es casi inexistente.

Su conservación debe ser en un lugar refrigerado, hasta su consumo, debiendo consumirse lo más pronto posible (aguanta poco más de diez días), ya que el fruto desarrolla manchas pardas y empieza a amargar. No obstante existen procedimientos de escabechado que permiten prolongar este periodo por un año.

Beneficios berenjena
  1. Los beneficios del zumo de la berenjena son efectivos para adelgazar depuran el organismo, eliminan toxinas y exceso de líquidos que se acumulan en el organismo, debido la ingesta excesiva de alimentos o llevar una vida sedentaria. Se recomienda tomar un vaso de zumo de berenjena diariamente.
  2. Es un alimento antioxidante, mejora la actividad celular. Diurético debido a que estimula la actividad renal, su alto contenido de fibra ayuda a estimular la motividad intestinal, se dice que es saciante por su alto contenido en agua.
  3. Algunos flavonoides (pigmentos de la piel) de la berenjena tienen propiedades antioxidantes, se recomienda su consumo para la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y el cáncer.
  4. Su fruto contiene estatinas que son muy útiles en el tratamiento de las dislipemias (problemas con las grasas) como la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y otras.
  5. Asimismo reduce los niveles de glicemia, muy beneficioso para los diabéticos.
  6. La pasta de la fruta machacada o molida se usa como bálsamo aplicado a la piel quemada por la insolación solar.
  7. Calma los dolores reumáticos, tomando el agua de este fruto molido remojado en agua 1 día completo, tomándola como agua normal de tiempo.
Cocinar la berenjena

Debe tomarse siempre cocinada, nunca cruda. La berenjena es un producto culinario muy apreciado. Muchas naciones tienen un plato típico elaborado a partir de berenjena.

Asada o salteada tiene sabor agradable, pero no así hervida. También se consume rellena. Si se va a preparar al vapor es recomendable hacer cortes que consiste en cortarla en rodajas y provocar un fenómeno de ósmosis añadiendo sal.

Así se intercambian líquidos de manera que los compuestos que le dan sabor amargo salen al exterior, pues el líquido huye de donde hay menos densidad hacia donde hay más, potenciándose además su sabor agradable que está determinado por sustancias no solubles.

No se recomienda freírla, aunque es muy habitual hacerlo por su agradable textura y sabor, ya que absorbe demasiado aceite: la textura de la pulpa es muy cavernosa (llena de aire y agua) el agua que pierde se sustituye por el aceite, que penetra para ocupar el lugar en los huecos.

Si se sufre del estómago o intestino, es mejor tener precaución al consumirla, es decir se comienza a consumir poco a poco. La berenjena tiene un poco de mala fama y probablemente se debe a su desconocimiento de como tratarla culinariamente; pues se dice que causa dolor de estómago o fiebre.

1 comentarios:

David Guerra dijo... [Responder]

Es solamente una pregunta, si al cocinar la berenjena, se puede consumir al dia siguiente o cuanto tiempo es lo maximo para consumirla.

Publicar un comentario