Llaga bucal. Remedios para aftas.






La llaga bucal provoca en las personas mucha molestia, sienten dolor cuando mastican o hablan.

Este tipo de llagas no son patrimonio de determinadas personas, cualquier persona puede adquirir las úlceras bucales. Sin embargo, están son muy frecuentes entre las mujeres de 20 a 29 años, probablemente este tipo de llagas sea hereditaria pero no muy contagiosas.

Las úlceras bucales son llagas superficiales y dolorosas benignas que se originan en la boca generalmente son de color rojo a veces cubiertas de blanco, suelen aparecer en la parte interna de los labios de las mejillas, la base de las encías, debajo o en la punta de la lengua. Asimismo se hallan en la parte externa de los labios o en la comisura de la boca. A este tipo de llagas o úlceras también e les denomina úlceras aftosas.

Afta

Las aftas son úlceras redondas u ovaladas y poco profundas, de color blanco en el centro y bordes enrojecidos.

Su tamaño no es mayor que el de una lenteja y aparecen generalmente en la parte interna de los labios, en el suelo de la boca y en la punta de la lengua. Más raramente afloran en el paladar y las encías, producen una intensa sensación de quemazón. Una vez que aparecen, suelen curarse entre los seis y diez días y no dejan ninguna cicatriz.


Con exactitud no se sabe la causa de su aparición, se tiene la idea de que se debe al estrés, la nutrición deficiente, las alergias a alimentos y los periodos menstruales.

Cuando van aparecer las llagas bucales se siente una sensación de hormigueo o ardor, seguida de una mancha o protuberancia roja que se ulcera y duele.

El dolor disminuye paulatinamente por si sola en 1 semana y se cura en 2 ó 3 semanas.



Si aparecen varias aftas continuas puede dar sensación de fiebre o malestar general.

Las aftas son recurrentes y se suelen repetir brotes durante muchos años. Las causas de las úlceras bucales son desconocidas, aunque se cree que puede haber un predisposición genética familiar.

Por otro lado en algunas ocasiones las aftas son de tipo secundario debido al raspado oroce de la dentadura tras diversos procedimientos dentales o de limpieza dental bastante agresiva, etc.

Para determinar que una llaga o afta es necesario que te realices un buen diagnóstico, pues algunas enfermedades ocasionan lesiones similares y es necesario descartarlas, siendo estas:

El herpes simple
El pénfigo
El liquen plano
El líquen bulloso
El penfigoide
El carcinoma de células escamosas
La leucoplaquia

En algunos casos se hace necesario realizar una  biopsia de lesión mucosa para diferenciar un afta dolorosa de otras causas de úlceras bucales. No suele ser necesario un tratamiento ya que en la mayoría de los casos las aftas desaparecen solas.

Cuando son muy molestas se utilizan colutorios o barritas de cortisona o de tetraciclina.

También suele mejorar el dolor con la aplicación local de Almagato u otro protector de la mucosa gástrica.

En la dieta se deben evitar alimentos picantes, ácidos o muy calientes. Se debe mantener una higiene bucal más exhaustiva.

Existe tres clases de lesiones ulcerosas:

La más común es el afta menor, que no supera los seis milímetros de diámetro. Pueden aparecer una o varias en diferentes regiones de la boca simultáneamente. También están las aftas mayores, que tienen más de seis milímetros de diámetro y generalmente no se dan más de dos al mismo tiempo.

Por último, existe la forma herpética de afta, que tiene una forma similar a un herpes, ya que es multiforme, es decir, erupciona en muchos puntitos, varias lesiones pequeñas que surgen en una zona localizada de la mucosa.

No existe tratmiento especÍfico, lo normal es que al aplicar un gel, pomada o aerosol con corticoide cada cuatro a seis horas, el niño se sienta mejor.

En caso de un afta mayor, además se indica la aplicación de corticoides locales, que si bien no mejoran la lesión, acortan su período de expresión. En el caso de las aftas herpéticas, si la zona afectada es muy amplia también se receta corticoides.

El afta no se presenta con fiebre u otros síntomas, salvo que se produzcan infecciones secundarias.

Suele creerse que el típico color blanquecino del afta se debe a que la zona está infectada, sin embargo, es sólo producto del proceso de cicatrización.




Aunque parecieran que fueran lo mismo, las llagas labiales (herpes labial) y las bucales (aftas) son totalmente diferentes y es importante poderlas identificar.

Las llagas bucales o aftas (del griego aphtai, quemadura) se caracterizan por ser una ampolla que tiene un centro amarillo o blanco grisáseo con un borde rojo bien definido.

Remedios para aftas

Para combatir las aftas molestosas te dejamos con algunos remedios caseros.


1.- Aplica mostaza molida sobre la llaga tres veces al día.  Es doloroso, pero es considerado como muy efectivo.

2.- Enjuaga la boca con una infusión de caléndula tres veces al día.

3.- Un remedio de la abuela para las llagas de la boca consiste en tomar té de salvia con miel tres veces al día.

4.- Debes dar toques ligeros con un gel de áloe vera sobre las llagas o también hacer un enjuague bucal diluyendo el gel con agua.

Es una enfermedad contagiosa por lo que se debe tener en cuenta:

  • No compartir elementos de higiene como toallas y cepillos de dientes
  • Usar diferentes utensilios al comer
  • No beber del mismo vaso
  • No tener contactos salivales con personas infectadas

Hay ciertos factores que pueden favorecer la aparición de estas ampollas como la exposición al sol durante largos períodos de tiempo sin protector solar y el estress, por lo que se deben tomar precauciones.

Estas úlceras aparecen en la boca generando molestias al momento de masticar por las lesiones generadas en la lengua y el paladar, así como también al tragar y en casos más extremos molestias para hablar.

Las aftas bucales son muy frecuentes en los niños, estimándose que un 40% de ellos las han padecido.

Por razones nerviosas es también muy común que se manifiesten durante el embarazo, siendo en estos casos muy importante que los remedios que se consuman para curar el afta estén controlados por un médico.

Un detalle importante a tener en cuenta es que cuando la zona infectada comienza a tomar un color blanco quiere decir que se está cicatrizando, por lo que el virus se encuentra controlado y las aftas bucales están por desaparecer.

2 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

Gracias

neus copi dijo... [Responder]

Porfavor necesito consejo. Tengo varias aftas bucales y al entrar en contacto con el agua de piscina la zona blanca de la afta ha empezado a sangrar. Es malo? Con el agua de la playa es malo? Ayuda porfavor

Publicar un comentario