Bajar la fiebre. Aumento de la temperatura.





Bajar la fiebre es muy fácil, no te alarmes, cierto es que una temperatura corporal por encima de los 37 grados C. es la respuesta del cuerpo ante agentes causantes de enfermedades y por lo general son los niños los más propensos a tenerla, debido a que sus sistemas inmunológicos aún no maduran.

Medicamente se sabe que la fiebre se genera con la activación del hipotálamo ante la llegada de problemas; este avisa que se producirá un calor no habitual.

Por lo general los virus y bacterias que afectan a las personas con infecciones se desenvuelven mejor en los 37 grados, por lo que al aumentar la temperatura corporal la enfermedad se difunde. Sin embargo, en este accionar, el sistema inmunitario empieza a funcionar produciendo más glóbulos blancos y anticuerpos para enfrentar el problema.

La fiebre

La fiebre aflige a todas las personas sin excepción, pero en el caso de los niños es indispensable identificarla en el momento oportuno para evitar males mayores por ello:


1.- Al sentir la piel caliente, ante el tacto.

2.- La abrupta pérdida del apetito.

3.- Un niño por lo general inquieto, de pronto está quieto y tiene somnolencia.
Sin embargo es necesario que se confirme la fiebre con el uso del termómetro, el mismo que está compuesto de una cápsula de cristal lleno de mercurio con una escala donde se puede ver cuando el mercurio sube de nivel si la temperatura se incrementa.

Para usar un termómetro debe agitarse hasta que la columna de mercurio marque los 36,5 grados o menos; luego debe ubicarse en el hueco axilar y apretar el codo contra las costillas; al final se procede a la extraer y observar la barra de mercurio. Si lo observado supera los 37,5 grados se está ante un cuadro febril; si supera los 40 grados, estaremos ante una situación de riesgo y se deberá tomar las precauciones necesarias.




En este caso si es adulto es mejor consultar con un especialista y si es niño con el médico pediatra.

Las formas de tomar la temperatura difiere de las costumbres existe tres formas de tomar la temperatura: La rectal, axial, y oral.

La temperatura rectal es la más aproxima a la temperatura central del cuerpo. En países como Cuba esta forma de tomar la temperatura no es muy extendida.

Las mediciones axilar y oral no son tan confiables debido a que son las menos cercanas a la temperatura central y fluctúan con bastante facilidad por la respiración y por la vasoconstricción de la piel.

Actualmente se emplea en algunos países termómetros de membrana timpánica, pero no resulta ser un método óptimo para tomar la temperatura, aunque es más sensible que la toma axilar.

La forma más recomendable es la temperatura rectal, durante 1 minuto antes de hacer la lectura. Si la medición se hace oralmente el termómetro debe permanecer por lo menos dos minutos en la cavidad oral y de tres a cuatro minutos en la axilar.




Para definir la existencia de fiebre corporal existe una tabla como:

  • Temperatura baja-hipotermia menor de 35.5.
  • Temperatura normal de 35.5 a.  37.4 ó 9.
  • Temperatura alta de 38.5 a o más.

La fiebre se puede producir por diferentes cuadros patológicos asociados con la liberación de cito quinas, con propiedades pirogénicas, conocidas como pirógenos endógenos estos son:

  • Infecciones.
  • Vacunaciones (contra la tos ferina, gripe y sarampión).
  • Agentes biológicos.
  • Daño hístico; infartos, embolia pulmonar, traumatismos, inyecciones intramusculares y quemaduras.
  • Patología neoplastica maligna linfomas, neoplasias, metástasis, hepatoma.
  • Fármacos fiebre medicamentosa, cocaína.
  • Desórdenes inmunitarios lupus eritematoso sistémico.
  • Enfermedades inflamatorias.
  • Enfermedades intestinales.
  • Trastornos metabólicos; gota, uremia.
  • Fiebre ficticia por manipulaciones intencionales del termómetro o inyección de material pirogénico.
Síntomas fiebre

Los síntomas más detectables de la fiebre son:

1.- Aumento de la temperatura corporal.

2.- Taquicardia.- Viene a ser la elevación de la frecuencia cardiaca, pues por cada grado centígrado de la temperatura corporal, por encima de los 37ºC, se produce un incremento de 10-15 pulsaciones del ritmo cardíaco. Esto puede ser muy grave e incluso fatal en pacientes cardiológicos.

3.- Taquipnea.- Es la exageración de la frecuencia respiratoria. Esto ocasiona la disminución del CO2 en los alveolos pulmonares, lo que suele  generar sensación de hormigueos en las extremidades.

4.- Deshidratación.- Elevación de la temperatura corporal, que genera más eliminación de agua. Ésta pérdida del agua corporal, cuando es elevada, produce cansancio, disminución de apetito, náuseas, vómitos, hipotensión y disminución del nivel de la consciencia, así como disminución de diuresis, orina más concentrada.

5.- Pérdida de masa corporal.- En el paciente con fiebre prolongada se produce un exceso del metabolismo celular, por ello se debe administrar dietas ricas en calorías. De lo contrario se originara cansancio, adelgazamiento y pérdida de masa muscular.

1 comentarios:

csimarik ::: dijo... [Responder]

¿y cómo se baja la fiebre, pues?

Publicar un comentario